viernes, 23 de noviembre de 2012

Lobo Ibérico.


                                  Retrato de Lobo Ibérico (Canis lupus signatus), acrílico.

viernes, 16 de noviembre de 2012

Tiempo de descanso.

Un grupo de Archibebes claros (Tringa nebularia) y una Garceta común (Egretta garzetta), descansan esperando a que las aguas se retiren, facilitando la búsqueda de alimento.

                         Acrílico sobre papel montado Daler-Rowney (22x69 cm).

miércoles, 7 de noviembre de 2012

P.N Urbasa-Andía, Navarra.

Mirando al norte, una parte de la Sierra de Aralar desde la crestería de Urbasa.

Mirando hacia el noroeste, el punto más alto de la sierra norte- El Cantíl (1113 msnm)-. con el monte de San Miguel de Aralar al fondo, donde se encuentra el santuario.

Mirando al este, a la derecha, las estribaciones de Aralar; a la izquierda, la ladera norte de Urbasa, separadas por la autovía en dirección Vitoria.

 Mirando al sur, aparece parte de la gran extensión de bosque de Urbasa; un altiplano de origen cárstico. Sorprende la ausencia de ríos, ya que el agua, se filtra, dando lugar a los nacederos, como el del río Urederra, entre otros.

En la vertiente sur, nos encontramos con un valle, donde resiste el hayedo, aunque al fondo se ve como este desaparece poco a poco, para dar lugar a vegetación de tipo mediterráneo. El pueblo más cercano, es Baquedano, en donde comienza la ruta hacia el nacimiento del Urederra, que aparece ante nosotros de imprevisto, surgiendo de la propia piedra.

Vista de la vertiente sur de Urbasa, desde el Balcón de Pilatos.

Vista de Puerto Nuevo de Baquedano, desde el Balcón de Pilatos.


Buitres leonados.

La intención del viaje, además de conocer la zona, era la de intentar ver algún quebrantahuesos de los que aparecen ocasionalmente, pero no hubo suerte.

El P.N de Urbasa-Andía, tiene aproximadamente 21000 Ha: Urbasa 11.399 Ha, Andía 4.700 Ha y Limitaciones 5.190 Ha, la Reserva Natural Urederra 119 Ha.
El aprovechamiento que de estos lugares se hace desde antaño, tanto ganadero, creando zonas de pastos, como el aprovechamiento de la madera,  han dado lugar a la aparición de nuevos hábitat que han incrementado la diversidad del Parque, lejos de agotar sus recursos,  ha hecho que el grado de conservación de estos bosques ( un 70% de la extensión del Parque),  sea muy aceptable.

lunes, 5 de noviembre de 2012

Navarra: Sierra de Aralar.

 Monte de San Donato (Sierra de Andía), desde la vertiente de Aralar.

El interior del hayedo.





Zona de pastos en Aralar.
Unos días por el noroeste de Navarra, donde hicimos algunos recorridos por la sierra de Aralar y el P.N de Urbasa-Andía. Sorprende la extensión de sus bosques, fundamentalmente de hayas, con amplias manchas de roble en las partes bajas; estos bosques son explotados desde antaño, manteniendo siempre una rotación en su explotación y con zonas acotadas para que el bosque evolucione de forma natural, lo que permite que se conserven bastante bien y, aunque su riqueza biológica ( con respecto a algunas especies) se ve mermada por su explotación y la presión del ganado (equino y ovino fundamentalmente), merece la pena visitar estas sierras que albergan lugares de gran belleza. Aralar es compartida entre Guipuzcoa y Navarra.