lunes, 18 de julio de 2011

Titicaca y fin del viaje.



De Puno, al día siguiente nos trasladamos a Lima. Descansamos dos días que se aprovecharon para conocer un poco la ciudad. Casi treinta días de viaje, por un país que aún tiene que mostrarme muchos lugares interesantes y al que pretendo volver.

Lago Titicaca, Isla Taquile.







EL viaje a la Isla de Taquile, dura varias horas. Llegamos cuando celebraban una de sus fiestas; el colorido y la música son espectaculares. No encontramos demasiados turistas.

Lago Titicaca, las islas de totora.

 
  Embarcación de totora.

  
Totora (Schoenoplectus tatora)

 

  
Isla de totora.

  
Ibis de la puna (Plegadis ridgwayi)

  
Puestos con artesanía local...
Si se viaja al Titicaca, es obligado visitar las islas de totora, aunque se han convertido en un parque temático del que no te puedes escapar, lleno de puestos de venta, donde hacer una foto sin pagar algo, es complicado. Un lugar que desgraciadamente está perdiendo su encanto natural a causa del turismo.

Lago Titicaca.




En una población cerca del lago, Chicuito, nos encontramos con una boda de lo más animada.

Lago Titicaca.




Después de dejar el equipaje en un hotel de Puno, nos fuimos a recorrer algunas poblaciones a la orilla del Lago Titicaca, en una de ellas, estaban de fiesta.

De Juliaca a Puno.





De Juliaca a Puno, nos detuvimos a visitar el entorno de la Laguna de Umayo y las Ruinas de Sillustani.

Aguas Calientes.





Aguas Calientes, población que se utiliza como punto de partida para visitar Machupicchu y  a la que se llega por tren. Hoteles, restaurantes y tiendas y nada más.

Machupicchu.












No resulta fácil fotografiar las ruinas sin que aparezcan un buen número de visitantes; de todas formas, durante la tarde de llagada del Camino Inca y la mañana siguiente pude realizar muchas fotografías intentando moverme por los lugares más solitarios en ese momento. Las ruinas y su  ubicación llaman poderosamente la atención, pero la masificación de turistas, disminuye su encanto.

Camino Inca. Llegada a Machupicchu.





El último día de travesía, resulta muy espectacular, caminando entre bosque nuboso, vamos pasando por diferentes ruinas hacia el paso de Intipunku, desde donde se divisa Machupicchu. Las ruinas de Wiñaywayna llamaron mi atención especialmente.