miércoles, 2 de noviembre de 2011

Por La Ribera del Duero, Burgos.







Posiblemente, mi porcentaje de sangre burgalesa hace que mire con otros ojos estas tierras ; pero a mi juicio, nada tienen que envidiar los colores del otoño castellano, a los que visten nuestros bosques en Asturias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario