martes, 12 de julio de 2011

Las Cochas.




Cocha Blanquillo, Otorongo y Salvador, son las que visitamos. En estos tramos separados del cauce por acumulación de sedimentos, bulle la vida. Aves, monos, reptiles y sobretodo, los lobos de río o nutrias gigantes (Pteronaura brasiliensis) convierten estos lugares en algo mágico. Aparecieron cruzando la cocha en partida de caza, pero a una distancia que nos impidió fotografiarlas bien.

No hay comentarios:

Publicar un comentario